Siguiente
imagen paso 2

¿Qué tanto conoces tu piel?

Si conoces las características de tu piel podrás cuidarla de la manera más adecuada. Para lograrlo, necesitarás un espejo que te permita observar profundamente la textura y aspecto de tu cutis y así saber qué perfil describe tu tipo de piel.

Trata de contestar las preguntas con la mayor sinceridad. De esto dependerá el éxito de este test de piel. ¡Comencemos!

Atrás
Siguiente
imagen paso 2
imagen paso1 sec3
imagen paso2 sec3
imagen paso3 sec3
imagen paso4 sec3
imagen paso1 sec4
imagen paso2 sec4
imagen paso3 sec4
imagen paso4 sec4
subtitulo sec4

Selecciona una de las opciones

Si tu piel luce una textura mate (no es opaca, tampoco brillante), es suave y firme al tacto, no presenta barros, espinillas ni acné y no requiere de ningún cuidado especial, tu tipo de piel es normal.

Si tu piel luce tensa y tirante, con una apariencia opaca o sin vida, si tienes los poros finos y pequeños, si presenta ocasionalmente resequedad, escamas o grietas, tu tipo de piel es seca.

Si tu piel presenta brillo en la zona T del rostro (frente-nariz-mentón), se ve deshidratada o reseca en la zona de las mejillas, presenta espinillas o puntos negros esporádicamente, si la limpias se reseca y si la hidratas se torna grasa, tu tipo de piel es mixta.

Si tu piel brilla durante todo el día, tiene los poros abiertos y grandes, el maquillaje dura muy poco (aplica para mujeres) y debes retocarlo constantemente, o tu piel presenta ocasionalmente acné, barros o espinillas, tu piel tiene tendencia acnéica.

Si tu piel luce roja o rosada, en especial en las mejillas, presenta ruptura de algunos vasos, venitas o capilares, en ocasiones manifiesta alergia a la mayoría de productos o cosméticos, tiene poros finos y su textura es delgada y delicada, tienes una piel sensible.

Atrás
Siguiente
imagen paso1 sec4
imagen paso2 sec4
imagen paso3 sec4
imagen paso4 sec4
subtitulo sec4

¡Te felicitamos!
hidratar la piel es necesario para matener su elasticidad y resistencia estás un paso más cerca de cumplir tu objetivo.

Oops...
recuerda que la hidratación es esencial para mantener la elasticidad y resistencia de tu piel. Empieza a hidratarla y verás grandes cambios.

Atrás
Siguiente
imagen paso1 sec4
imagen paso2 sec4
imagen paso3 sec4
imagen paso4 sec4
subtitulo sec4
Atrás
Siguiente

¿Qué debo saber para estar protegido?

Hoy nuestra piel se encuentra expuesta a múltiples agresiones generadoras del estrés oxidativo de la piel, responsable de las especies reactivas de oxígeno,nitrógeno y carbono ( Radicales libres), que van a atacar constantemente nuestros sustratos esenciales como son proteínas (colágeno y elastina), membranas celulares, ácido hialurónico y ADN celular, a través de un daño directo e indirecto.

Por ello una protección eficaz de la piel debe tener en cuenta ambos mecanismos (directo e indirecto) responsables de la genotoxicidad UV inducida. El ADN puede ser protegido por filtros UV químicos o físicos, pero esta protección no puede ser completa y eficaz contra los mediadores de la “ruta indirecta”. Por consiguiente, la asociación con antioxidantes aparece como una alternativa obvia: Segunda línea de defensa.

Completa protección solar, un concepto innovador:
Primera línea de defensa con filtros eficientes, fotoestables, sustantivos, de amplio espectro y de alta difusión
Segunda línea de defensa, con antioxidantes, antiinflamatorios eficaces y seguros a largo plazo, genoprotectores y reparadores del ADN (epigenética), factor natural de protección celular, factor biológico de protección.

Protegerse del sol en la superficie es esencial, Defenderse en la profundidad es vital.

Atrás
Siguiente
imagen paso1 sec4
imagen paso2 sec4
imagen paso3 sec4
imagen paso4 sec4

¿Utilizas protección solar mínimo 2 veces al día?

¿Durante el día estás expuesto al sol por más de 3 horas?

¿Tu actividad frecuente incluye trabajo en la calle, actividades deportivas o escolares?

Atrás
Procesar
CPC